viernes, 17 de julio de 2009

El fútbol esperará a De la Red

Por Cristian Naranjo

En ocasiones, la vida nos echa un pulso. Nos reta con un giro inesperado que frena en seco la progresión de nuestro proyecto vital. La pérdida de un ser querido, un desamor o la detección de una enfermedad grave son algunos de los contratiempos más habituales. El mundo del deporte no es ajeno a los desajustes físicos y emocionales. Sería imposible cuantificar cuántos deportistas de elite han visto mermado su rendimiento por culpa de sufrir un revés. Con suerte, muchos consiguen escapar de la telaraña que tejen, a medias, mente y cuerpo. Otros, en cambio, quedan lastrados hasta el final de su carrera. Lance Armstrong forma parte del primer grupo. Antes de sufrir el cáncer testicular era un ciclista de perfil bajo, carne de pelotón, que en todo caso destacaba por ser un especialista de clásicas. Ni el más optimista podría haberle augurado lo que estaba por venir. No sólo se recuperó, sino que volvió y ganó siete Tours con una superioridad aplastante. Todos consecutivos; un hito en la historia del ciclismo. Con 33 años, se retiró en lo más alto de su carrera. Ahora, con 37, ha vuelto. Como ya hiciera Michael Jordan, regresa para demostrarse a sí mismo que su mejor etapa aún está por llegar.

Por desgracia, al futbolista Rubén de la Red hay que incluirlo en el segundo grupo. En 2008, tras completar con el Getafe una temporada inmejorable, en la que disputó 49 partidos al máximo nivel, Luis Aragonés le convocó para la Eurocopa de Austria y Suiza. Aunque apenas tuvo minutos, Pumuky formó parte de la generación que hizo historia. Sus acreditadas virtudes de mediocentro le llevaron de vuelta a su club de origen. De hecho, la temporada 2008-09 debía ser la de su consagración en Madrid. Alto y técnicamente muy bien dotado, el juego de De la Red es precioso para un equipo que aspire a llegar al gol de forma limpia y constante, pero sin descuidar el equilibrio. Por eso destaca justamente el mostoleño, por ser un jugador tan equilibrado como los alimentos integrales.

A finales de octubre de 2008, cuando comenzaba a carburar su motor diesel, sufrió un síncope por esfuerzo que le hizo desplomarse. Las imágenes del futbolista desvanecido en el césped remitieron a otros casos de funesto desenlace. Foé, Feher, Antonio Puerta… Por suerte, De la Red volvió en sí e inició su proceso de diagnóstico. Hasta hoy, se le han realizado decenas de pruebas, entre ellas una biopsia que se complicó. No se ha podido esclarecer el origen de su cardiopatía, por lo que el Madrid se ve obligado a no inscribirle para la próxima temporada. A De la Red, ha sido el destino y la genética los que le han jugado una mala pasada. A sus 24 años, y con el Madrid buscando creador desesperadamente, tenía ante sí una buena oportunidad de consolidarse. Ahora, el mediocentro del Madrid es Gago, a la espera de poder firmar a Xabi Alonso. A cualquiera de ellos podría sustituir Pumuky sin demasiados problemas. No en vano domina el arte de sacar al equipo de la caverna, además de conocer los secretos del pase largo y la anticipación por arriba. Se le auguraba un recorrido tan largo como una década. Estaba llamado a ser la versión madrileña de Guardiola, Xavi, Cesc y compañía. Con un factor añadido: el cañón de su pierna buena.

De momento, a De la Red no le queda más opción que esperar una nueva oportunidad. Las pérdidas se asimilan, los amores se renuevan y las enfermedades se superan. Se trata de seguir corriendo, sin caer en el desaliento. Posiblemente, Pumuky, un tipo de rictus optimista, jamás perderá la fe como no la perdió Armstrong. Algún día, los médicos adivinarán el defecto de su corazón. Será entonces cuando el fútbol saldará su deuda con él. No ganará siete Tours, pero se meterá a 80.000 personas en el bolsillo. Alguien recibirá el balón y lo mandará con elegancia al extremo opuesto. Todos sabrán que es él, que ha vuelto: Rubén de la Red.

*************************************************************

3 comentarios:

Martin Sueldo dijo...

Un gran jugador Ruben De La REsdte propongo un intercambio www.elblogfutbolero.blogspot.com

NoTe dijo...

Vaya que si...el tiempo verá a De la Red en su esplendor...

Erik Bretos Loidi dijo...

Es un futbolista sublime pero no volverá a jugar al fútbol. Estoy seguro. Lo mejor es que se recupere. Hay cosas más importantes que el fútbol.

Me da una pena enorme Villa y tambiñen me la dan los equipos que no han podido ficharle. Mi duda está en por cuánto le habrían dejado irse. Para mí, es el mejor killer.

http://eldivandelfutbol.blogspot.com/