jueves, 1 de abril de 2010

Hay que ver...

Por Albert Valor

¡Fútbol, como eres! Una hora de combinaciones, paredes, desmarques y remates que ya es objeto de fábula. Un puñado de ocasiones marradas en la primera parte, el Arsenal encerrado en su campo y algunos, maldiciendo a Ibrahimović. Esos mismos impacientes, callaron luego en diez minutos. En menos, en treinta segundos. Lo que tardaron Piqué y el sueco en inventarse el 0-1 tras la reanudación. Y casi a continuación, prácticamente lo mismo. Esta vez Xavi creó el preludio. En el primero, Zlatan definió con delicia, por arriba. En el segundo, malicia. Un simple cañonazo. No sólo el partido parecía finiquitado. También la eliminatoria.

Pero entonces, llegó la parte mala. Primero, la entrada de Walcott al campo, que trajo consigo un problema de cintura para Maxwell y el primer gol en la cuenta gunner. Y después, lo peor, que llegó todo junto, en una sola bocanada. Amarilla para Piqué, que no jugará la vuelta, y penalti y expulsión de Puyol, que también lo verá desde el palco. Con todo esto, el gol del empate fue lo menos malo. Tampoco estará Cesc. El Barça se aliviará por su baja por acumulación de tarjetas y el fútbol estará en vilo por su lesión.

Nunca un 2-2 en cancha ajena en un partido de ida de la Champions League tuvo un sabor tan avinagrado. Y es que pudo ser un 2-5. Pero no hay mal que por bien no venga. A fin de cuentas, el objetivo es hacer gozar al respetable. Y eso se consiguió. Vaya si se consiguió. Pese a que casi todos tuvieron sus fallos, todos estuvieron bien. Y ahí también entra el árbitro. Piensen en los protagonistas del choque. Todos tuvieron luces y sombras: Ibrahimović, Maxwell, Cesc, Dani Alves, Busquets, Nasri, Puyol, Piqué, Valdés, Wenger, Bussaca… Como excepciones, quizá Almunia y Walcott. El motivo por el que el internacional inglés fue hoy suplente, más aún tras la lesión de Arshavin, es a estas horas indescifrable.

Con todo ello, se hace lógica la lectura final. Partidazo y sensaciones encontradas para ambos contendientes. El Barça, contento por su exhibición y apenado por el resultado final y sus bajas en la zaga. El Arsenal, violentado por ser objeto de risión a lo largo de sesenta minutos y la baja de Cesc y sintiéndose afortunado por salir vivo. Si quieren más, pongan la tele el martes. O vayan al Camp Nou. Todo, a eso de las nueve menos cuarto.

*************************************************************

4 comentarios:

Álvaro de Grado dijo...

El fútbol está siendo injusto con Cesc, aunque también es cierto que quiere forzar demasiado en muchas ocasiones. Cuando ví que se había lesionado, casi se me cae el mundo encima, es una pena...

Saludos Desde Anfield: En honor al fútbol, Dennis Bergkamp

Alejandro Castellote dijo...

Como dice mi amigo Alvaro, es una pena que Cesc caiga lesionado justo a estas alturas de la temporada. Ayer cuando le vi, tirarse al suelo y tocarse la pierna sufrí, para mi era muy fuerte, los síntomas de dolor que tenía.

un saludo. Análisis de la jornada Europea.

Qualsevol dijo...

No me lo quiero creer. Albert olvidó su valor. Como crítico original. Del Sport no pienso hablar y de las portadas de la prensa deportiva en general, todavía menos. El caso es que hoy la portada del susudicho vendía el resultado ficticio con el que podría haber terminado la contienda de anoche. Muy parecido al que vos publicáis. Primero, faltita de respeto, sin tarjeta pero sí con advertencia. Y segundo, el Arsenal también tuvo alguna más, contada, aparte de los dos goles.

Un beso gigante, id preparando al personal para El Mundial.

Firmado:
Un Beti-culé

alberto dijo...

El bueno de Fábregas....
Espero que llegue al Mundial en forma...
Es muy bueno sueño conque Floren le fiche...
Made in La Masía.