sábado, 26 de junio de 2010

S. of S.: Jamás se fueron, y además volvieron

Por Cristian Naranjo

El segundo gol de España debe ser el camino a seguir: presión alta, descarga rápida en banda, mínimo compás de espera, devolución al centro y remate de primeras. Fútbol sencillo, preciso y plástico. De ejecución dulce, pero letal, el tanto de Iniesta vuelve a subrayar, a modo de campanada, cuál es el rasgo distintivo de la selección: el tuya-mía, sin colorantes ni azúcares añadidos. Sólo fruta fresca, recién caída del árbol. Un sabor inimitable, en tiempos en que impera el balompié de conserva.

A estas alturas ya nadie discute a la Roja la patente de sociedades al primer toque. España tiene el ritmo y el rumbo. Si además encuentra hierba para correr, no será necesario llamar al jardinero. Liderados por Xavi, los Sultanes del Swing harán algo más que divertirse y ganar el partido: dejarán el campo tal como a usted le hubiera gustado encontrarlo.

Mientras que, en algún lugar, el viejo Luis sostendrá un habano desgastado con una sonrisa a medias. Pese a los sentimientos encontrados, a todo jefe de banda le encanta que los planes salgan bien.
*************************************************************

3 comentarios:

Chema dijo...

Deliciosa pídora periodística. Además, me ha hecho reír. Felicidades otra vez.

Nicolás Medarde dijo...

jaja muy grande!!
http://somosdefutbol.blogspot.com/2010/06/black-stars-salvan-el-honor-africano.html

Qualsevol dijo...

Esperemos que los autores de la melodía te escuchen, y la fruta fresca no devenga en batiburrillo de almíbares. No olvidemos, my friend, que no sirve de nada presentar en bandeja de plata la fruta más excelsa si no acaba dentro de la boca. Y mis dudas tengo de que podamos hincarle el diente al gran premio al mejor fútbol.

Suscribo el comentario del tal "Chema": me ha hecho reír.

Un beso, poeta.