viernes, 29 de enero de 2010

Sensaciones de la primera evaluación

Por Albert Valor



Ante ustedes un cúmulo de pensamientos entorno a lo que ha deparado nuestro querido fútbol hasta la mitad del curso. Todo ello, en una semana a caballo entre la primera y la segunda vuelta. Época en que las universidades dirimen los exámenes semestrales. No se trata de ningún de ningún análisis exhaustivo ni de ningún balance, simplemente son una serie de reflexiones con el balón como protagonista. Si se hubieran hecho hace un mes, quizá serían otras. Si escribiera desde Zaragoza, a buen seguro mis percepciones serían distintas. Si estuviera en A Coruña, quizá hablaría de Filipe Luis. Pero estoy en Barcelona. Y desde aquí les emplazo. Hablemos de fútbol.

Y si lo hagámoslo una vez han quedado remendadas las semifinales de la Copa del Rey. Mejor que mejor. Y es que a uno le queda la sensación de que este torneo se está revalorizando poco a poco pese a que la RFEF se empeñe en lo contrario. Quizá porque el Barça lo ganó el año pasado, puede que por el partido de vuelta de octavos entre sevillistas y azulgranas en el Pizjuán hace dos semanas. Quiso el destino –y Palop- que en una segunda parte de cuento el Barça tuviera una docena de ocasiones y sólo le entrara una. La primera eliminación barcelonista en 18 meses a cambio de que un torneo denostado nos brindara el mayor espectáculo visto hasta ahora en la 2009-2010. Todo ello supone un resquicio de esperanza para los aspirantes a destronar al hexacampeón, pero también para la propia Copa. Ahora, las eliminatorias Sevilla-Getafe y Racing-Atlético, que se juegan durante las próximas semanas, darán paso a la final de una competición que vuelve a ser una de las estrellas de la función. Que dure.

De la Liga hay que decir que es como la vida. Sigue igual. Hastiados de escuchar como se ha frito y refrito el tema de Cristiano Ronaldo y su codazo, braceo o desliz, la realidad es que no se puede analizar al conjunto de Concha Espina sin la figura de su crack. El Madrid tiene cada día más empaque, verdad. Pero lo cierto es que todavía no tiene más plan que la pomposidad de CR9. Le falta una hoja de ruta. Todo el mundo sabe que quiere llegar a la cima del Annapurna. Lo que no se sabe aún es cómo. ¿Con Xabi Alonso como ancla? ¿Basando su juego de ataque en las subidas de los laterales? ¿Contando con Guti –ayer villano, hoy mesías- como lámpara maravillosa? En cada partido vemos una pizca de cada una de estas intenciones, pero siempre de un modo anárquico, así como desordenado.

Y para desviarse aún más de lo que realmente importa, Florentino, Valdano, Pellegrini y la práctica totalidad de la plantilla se encuentran estos días ante comités, ruedas de prensa y cadenas de radio llorando por el perdón de la flor más tierna del rosal. Creían que de amor no se podrían pinchar, pero lo cierto es que el portugués, su personalidad y sus hechuras son un pack indivisible. No habrá perdón. Sólo queda Raúl para Riazor. Él no es una rosa. Más bien es un cactus. No necesita tanta agua. Ni tanto cariño. Pero al fin y al cabo, forma parte del mismo jardín.

De todos modos, se encuentra el equipo blanco un tanto acomplejado aún por el Barça y su marcha de bólido. Y pese a ello, tenían razón los agoreros. Es verdad, en 2010 el Barça ya no será como el del año pasado. Ya no ganará la Copa. Eso sí, el precio a pagar ya lo conoce el Sevilla. Tras la eliminatoria copera, 4-0 en partido liguero y ni pa’ ti ni pa’ mi. Esa secuencia de enfrentamientos demostró, ante todo, dos cosas. Lo trascendente en el fútbol, pese a quien pese, son los goles. El nivel del juego viene inmediatamente después. No es que el culé se pueda quejar de lo primero. Menos aún de los segundo. Y es que el Barça siempre juega igual. Igual de bien. Porque la belleza es un todo, no está hecha de retales. O se tiene o no se tiene.

De retales sí está hecho el Mallorca, lo cual no significa que en su singladura no tenga cabida la poesía. En la isla hacen mudanza cada doce meses, pero el bueno de Manzano siempre acierta con los muebles. No es que tenga un convenio de colaboración con Ikea ni nada por el estilo. Pero si se le va Arango, él se reencuentra con Borja Valero, si Güiza emigra al principio de Asia, él adopta a Aritz Aduriz, y si el Atlético recupera a Cléber, Mario Suárez se convierte en algo más que un mediocentro de contención. Los isleños ocupan plaza europea ahora mismo y del Ono Estadi no ha salido ni un punto. Su única pena es haberse quedado a un gol de las ‘semis’ del torneo del KO. Hasta ahora y pese a ello, son la grata sorpresa del campeonato. Vencen y convencen.

Luego está el Espanyol. Su caso merece mención aparte en este primer semestre del curso. Bien es cierto que la desgracia siempre se ceba con esta centenaria institución. Es verdad que los árbitros siempre lo utilizan como carne de cañón –como el pasado domingo, sin ir más lejos-. Pero detalles como el conocido hace unas horas, dejan lugar para una reflexión. Milan Smiljanic, centrocampista que lleva desde septiembre sin ficha por no disponer la plantilla de una plaza de extracomunitario para él, ha sido cedido al Sporting hasta final de temporada. Justo ahora que Iván Pillud ha obtenido el pasaporte italiano. Justo ahora que Moisés Hurtado, mediocentro titular, está lesionado para un mes. ¿No parece extraño? Más aún cuando el Espanyol, un club que siempre adolece de una precaria situación económica, busca ahora un centrocampista con urgencia. Y además, resulta que Óscar Sielva, una de las perlas de la cantera, está cedido en el Cartagena y apenas cuenta con minutos. Todo muy surrealista, la verdad.

Está claro que hechos como la muerte de Dani Jarque justo cuando el club vivía momentos de éxtasis con la inauguración del nuevo campo, hacen pensar que esta gente no se puede llevar dos alegrías seguidas. Y les aseguro que esa afición no lo merece. Pero también es cierto que, en el último lustro, el Espanyol ha evadido tres descensos casi seguros sin saber aún como. Pero es que cuando las cosas no se hacen del todo bien, siempre se abren grietas.

Podrían tratarse más dimes y diretes, y quizá saldría a la palestra el talento de Canales o el de otras perlas como Medunjanin o Azpilicueta, o se hablaría de la tremenda temporada del Deportivo de Lotina. A buen seguro que todos ellos tendrán cabida en PLF en algún momento. Pero otra vez será. De momento, y como diría Bugs Bunny, esto es todo, amigos.

*************************************************************

2 comentarios:

Esteban dL dijo...

interesante resumen, a mi tambien ya me cansa este sujeto CR9, por demás de malintencionado, no le hace nada bien al fútbol.
saludos

Marshall dijo...

Muy buenas profe! Saludos a ti y a todo el equipo de pensadores q llevais a cabo que este rincón futbolístico poco a poco vaya haciendose un hueco en esta jungla que es el periodismo deportivo.
En fin, me parece genial el resumen del primer trimestre y los parciales del segundo q como bien has dicho ha dejado bastante claro quienes son los q progresan adecuadamente y los q no...Y creo q a estas horas solo se nos permite pensar (como dice Pep) en el partido de mañana. Y más concretamente en la jornada de mañana, con un sábado tremendo que creo q va a causar sensaciones y escribirá unas cuantas líneas más de esta crónica anunciada con final feliz y amargo dependiendo del prisma del cual se vea. Y respecto al tema q comentais.. es verdad, dejemos de hablar del Sr."Pavo real" y demos gracias a que ya asoman por la puerta los ansiados octavos de la reina de las competiciones. Feliz segunda evaluación y suerte a todos.
Un saludo